Síntomas de colitis

La colitis es una enfermedad producida por la inflamación del intestino, entre los primeros síntomas que esta enfermedad puede desarrollar, están los dolores abdominales acompañados de cólicos, la constante aparición de sangre y pus en las heces, diarrea, malestar de fiebre y dolor rectal, en consecuencia, esto puede traer una gran pérdida de peso.

Síntomas colitis nerviosa

La colitis nerviosa tiende a desarrollarse en el colon, donde se originan irritaciones e inflamaciones, con esto, puede traer ciertos síntomas, como lo son dolores en la parte abdominal, que se deben a las inflamaciones que poseen las paredes del intestino, originando un dolor desagradable, constantes diarreas.

En este caso, es importante tomar líquido para evitar una deshidratación y el estreñimiento por la falta de fibra en nuestra dieta.

Síntomas colitis ulcerosa

Como este tipo de colitis presenta ulceras en el colon, uno de los síntomas más comunes es la sangre en las heces, en específico en la diarrea, seguidos de dolor abdominal que pueden generar dificultad al hacer algún movimiento.

Síntomas colitis en niños

Este tipo de trastorno que sucede en el sistema gastrointestinal de los niños, puede presentar consecuencias para estos, algunas de estas son las heces en forma de diarrea, dolores de barriga que pueden originarse de manera espontánea a cualquier hora del día, náuseas.

y hasta incluso la deshidratación, es realmente importante determinar esta enfermedad a tiempo ya que puede afectar en gran medida a los niños.

Síntomas colitis en hombres

Los dolores en este tipo de colitis son muy intensos, tanto así, que pueden imposibilitar cualquier tipo de movimiento, también resulta en la incapacidad de ir al baño por los dolores rectales que dicha enfermedad puede generar y en otros casos, la sangre puede hacer aparición en las heces.

Síntomas colitis en embarazo

En el caso de las mujeres embarazadas, los síntomas normales de la colitis pueden presentarse entre el primer y el segundo trimestre de embarazo.

Si aún padece de esta enfermedad a la hora de concebir al bebé, los síntomas como dolores abdominales, podrán empeorar en algunos casos.

Síntomas colitis infecciosa

Esta colitis es desarrollada por bacterias que generan una infección en nuestro colon, normalmente sucede por ingerir alimentos que pueden generarnos una intoxicación.

Entre los síntomas que poseen están las urgencias por realizar evacuaciones continuas, las frecuentes diarreas y además los dolores seguidos de fiebre.

Síntomas colitis aguda

En la colitis aguda, el síntoma principal es el dolor en el abdomen, este dolor, es debido a la liberación de toxinas que hacen que el tejido del intestino se inflame y de esa manera, genere un dolor insoportable.

Síntomas colitis Crónica

Este tipo de colitis, suele presentarse en personas de avanzada edad, sin embargo, existen casos de personas jóvenes que la padecen.

En esta enfermedad, se generan lesiones por parte de las defensas inadecuadas de nuestro cuerpo al colon, entre los síntomas están las diarreas continuas, fiebres en distintas ocasiones y hasta incluso taquicardia.

Tratamiento para la colitis

Existen muchos tratamientos para controlar la colitis, todos estos, especializados para la inflamación del intestino grueso, por lo tanto, a continuación, veremos algunos de estos métodos.

  • Medicamentos antiinflamatorios: Estos podrían ser nuestra solución principal, ya que están diseñados específicamente para estas situaciones, sin embargo, es necesario acudir a un doctor o especialista para que nos recete el medicamente que mejor se pueda adaptar a nuestras necesidades.
  • Nutrición: Aunque muchos no lo crean, la nutrición juega un papel importante en el desarrollo de la colitis, por lo cual, es necesario realizar arreglos en esta para que el colon pueda volver a su estado natural.
  • Cirugía: Esta sería la última opción, y será tomada solamente si ninguno de los tratamientos anteriores llegó a servir, la cirugía, dependerá del tipo de colitis que el paciente padezca, en algunos tipos sólo se extraerá la zona afectada, mientras que en otros tipos, requerirá la extracción completa del colon y el recto.

Rate this post